Haz buenos planes con la ayuda de Dios


En la vida enfrentamos muchas decisiones importantes: en el trabajo, en la vida familiar, al escoger un lugar donde vivir. Los caminos que escogemos pueden tener una gran influencia en el rumbo que tomará nuestra vida y no queremos errar. Pero, ¿cómo podemos tomar la decisión correcta?

El primer paso es consagrar la vida a Dios. Eso significa entregarle todo a Dios y tomar la decisión de vivir para agradarle. Los planes hechos con la orientación de Dios tendrán buen resultado.

Para tomar buenas decisiones:

  • Ora a Dios y pídele orientación sobre lo que debes hacer

  • Busca lo que la Biblia dice sobre el asunto

  • Pide el consejo de personas sabias y con más experiencia

Para orar:

Señor, quiero consagrar mi vida a ti. Ayúdame a conocer tu voluntad y a obedecer tus planes. Necesito tu sabiduría para tomar las decisiones correctas. Voy a confiar en ti. En tu nombre, amén.

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo